miércoles, 20 de agosto de 2014

Entre la ansiedad y el deseo

Publicado en El Espectador, Agosto 21 de 2014






Doña Flor y sus dos maridos. Algo más que "error de atribución"


Mª Eugenia Vásquez, La Negra del M-19,  se enamora de Ramiro, un compañero militante en una manifestación estudiantil, cuando no eran abrazatones. "Apareció como Don Quijote, con un ladrillo en su mano, dispuesto a noquear a un policía a caballo que me acorralaba en una agitada pedrea. Sucumbí a su heroísmo. Con un hombre como ese, los sentimientos podían ser compatibles con la teoría". 


Peggy Ann Kielland, del teatro La Candelaria cuenta que en el entierro simbólico de Camilo Torres, "antes de recibir un bolillazo, un brazo largo me agarró y me arrastró ... A una cuadra había un camión de gaseosas y de pronto todos comenzamos a bajar cajas y a tirar botellas a la policía ... El Flaco nos hizo entrar a El Cisne ... Era la primera acción en que yo me involucraba y estaba muy excitada. La policía entró al establecimiento. Pasamos de agache. Con este episodio, el Flaco se me convierte en héroe, es el héroe que me salva y guía". Aunque el romance se inicia meses después, es en ese momento que Jaime Bateman Cayón "entra en su corazón".

En Mi guerra es la paz, Navarro cuenta el inicio de su romance con Laura Restrepo.

“La conocí a mediados de 1984 el día de la primera conversación de paz en San Francisco. Yo estaba con unos compañeros bañándome en un río cuando vimos aterrizar el helicóptero en el que venía la Comisión de Paz. Cuando íbamos a recibirlos, se armó una balacera entre el Ejército y el grupo de Iván Marino que bajaba por una colina. El helicóptero tuvo que despegar nuevamente mientras los mandos militares daban la orden de parar el fuego. Al volver se bajaron Bernardo Ramírez, Horacio Serpa y Monseñor Darío Castrillón. Y Laura. Pero la tensión seguía. Les dijimos: “Aquí hay un combate, cuidado. Hay que bajar por una loma y hablar con el ejército”. Ramírez y monseñor Castrillón improvisaron una bandera blanca con la camisa del piloto y lograron que no hubiera más bala. En ese momento vi que Laura tenía frío, así que saqué de mi morral una chaqueta camuflada y se la presté. Luego, cuando fui a Bogotá, nos vimos varias veces y nos volvimos novios”.


REFERENCIAS

Dutton, Donald & Arthur Aron (1974). "Some evidence for heightened sexual attraction under conditions of high anxiety". Journal of Personality and Social Psychology, Vol 30, nº 4, 510-517. Versión digital

Guéguen, Nicolas (2014). Psychologie de la séduction. Paris: Dunod

López, Andrés y Juan Camilo Ferrand (2009). Las Muñecas de El Cartel. Bogotá: Editorial Oveja Negra

Meston, Cyndy & Penny Frhlich (2003). "Love at First Fright: Partner Salience Moderates
Roller-Coaster-Induced Excitation Transfer". Archives of Sexual Behavior, Vol. 32, No. 6, December 2003, pp. 537–544. Versión digital 


Vallejo, Virginia (2007). Amando a Pablo, Odiando a Escobar. Bogotá: Grijalbo. Cita pp. 151 y 152

SOBRE LAS MUJERES DEL M-19:

Behar, Olga (1985). Las guerras de la paz. Bogotá: Planeta. 

Rubio, Mauricio (2011). "Un legado del M-19: el Síndrome de Esto-es-el-Colmo". La Silla VacíaNoviembre 8

Rubio, Mauricio (2011). "Mujeres y guerra: algunas aman a los violentos". La Silla VacíaNoviembre 29

Rubio, Mauricio (2011). "Las piernas y las agallas de Virginia Vallejo". Leves Desacuerdos con el Feminismo,  Diciembre 19